El día a día, es el aprendizaje, solo nos queda y transciende aquello que compartimos.
En el “dar” recibimos y desbloqueamos los escollos en el camino.
Hay un camino de regreso a la naturaleza, el poder de no hacer dejando fluir todo el poder de la naturaleza.

El trabajo de permacultura es un sistema de retorno, de acompañamiento de los procesos cíclicos y vitales de la Naturaleza.
Se tienen en consideración la fermentación de las materias orgánicas, la creación del humus, término del cual deriva etimologicamente la denominación humano.

En el humus se desarrolla el micelio o Red neuronal interrizómica.
Las raíces vegetales son la estructura cerebral de las plantas y entre raíces y micelio actúan las bacterias microbiotas como al igual en la microbiótica o flora intestinal humana y animal.

Todo es una conexión, perfectamente interrelaciónada. Basta la simple observación, y más importante aún, la percepción de dichos mecanismos conscientes de la vida proveniente de la fuente.

Leave A Reply